Inicio Blog Aceite y manteca de coco, ¿son grasas saludables?

Aceite y manteca de coco, ¿son grasas saludables?

543
0
Compartir
Coco

Aceite y manteca de coco, ¿son grasas saludables?. No soy nutricionista ni profesional de la salud, pero me interesa la cocina saludable y me gusta informarme sobre el origen y propiedades de los ingredientes que utilizo. ¿Somos lo que comemos?

Llevo un tiempo pensando en las grasas que se utilizan para cocinar, sobre todo en repostería. Dejándome llevar por la intuición y leyendo muuuuchas recetas, he descubierto el aceite y la manteca de coco. No son en absoluto productos nuevos, aunque yo nunca los había utilizado. Comparto con vosotros algunas cosas que he leído.

El aceite de coco se obtiene por prensado de la pulpa del coco. Es por tanto un aceite vegetal, que se utiliza en cosmética y en cocina.

Se presenta en estado líquido a partir de 25ºC y es muy estable a altas temperaturas, por lo que es la grasa ideal para cocinar. Otros aceites, como los de semillas, sufren alteraciones cuando los calentamos para cocinar o freir.

El 90% de la grasa del aceite de coco es grasa saturada. Pero se trata de ácidos grasos de cadena media, distintos a los ácidos saturados de cadena larga presentes en las carnes. Los ácidos grasos presentes en el aceite de coco son fáciles de digerir, se transforman rápidamente en energía y no circulan por las arterias ni se almacenan en las células del cuerpo. Son los mejores ácidos saturados, con beneficios para nuestro organismo.

El aceite de coco es rico en ácido láurico (como la leche materna!!) lo que lo hace antivírico, antibacteriano y antifúngico. También protege contra enfermedades cardiovasculares, aunque debe consumirse en cantidades moderadas, como todas las grasas.

Aunque a menudo al aceite de coco se le llama manteca de coco, son dos productos diferentes.  La manteca de coco se obtiene triturando la pulpa del coco. Es más rica en fibra que el aceite de coco, y tiene menos calorías. Tiene aspecto de pomada suave, con más o menos grano según el nivel de trituración al que se haya sometido. Igual que el aceite de coco, solidifica por debajo de 25ºC.

El aceite y la manteca de coco se obtienen en frío, por lo que son aptos para dietas crudas (raw food).

A partir de ahora encontraréis estos ingredientes en algunas recetas, que espero que disfrutéis tanto como yo.

Más información:

aceitedecoco.org

 

Compartir
Artículo anteriorManteca de coco
Artículo siguienteGalletas con manteca de coco, sin leche ni huevo
No soy cocinera, pero mis mejores momentos son quizá los que paso en la cocina. Soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra. Me gusta comer sano y la repostería y soy fan de Thermomix®.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here