Inicio Recetas por tipos de plato Dulces Caracolas de canela sin leche, sin huevo

Caracolas de canela sin leche, sin huevo

181
0
Compartir
Caracolas de canela

Estas caracolas de canela son deliciosas. Son típicas de Dinamarca, aunque se encuentran en otros países del norte de Europa.

Hacía tiempo que quería preparar estas caracolas de canela y ¡hoy ha sido el día!

He hecho una adaptación partiendo de varias recetas. El resultado es una receta apta para los alérgicos a la proteína de leche de vaca y los alérgicos al huevo. La masa sin huevo probablemente no esté tan buena como la original, pero con un relleno tan sabroso como éste de canela es casi imposible notar la diferencia.

En la receta original, la base del relleno es la mantequilla. Había pensado usar aceite de coco en lugar de mantequilla, pero el aceite de coco no siempre es fácil de encontrar. Finalmente he optado por una margarina vegetal, disponible en casi todos los supermercados y esta receta de caracolas de canela aptas para alérgicos han quedado deliciosas.


Caracolas de canela sin leche, sin huevo con Thermomix®
Autor: 
Tipo de receta: Dulces, masas
Preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
Raciones: 20 uds.
 
Ingredientes
  • Masa
  • 180 g de bebida vegetal (avena, quinoa, almendra...)
  • 50 g de aceite vegetal
  • 50 g de azúcar moreno
  • Una pizca de cardamomo (opcional)
  • 25 g de levadura fresca prensada
  • 400 g de harina de fuerza
  • un pellizco de sal
  • Relleno
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 pizca de clavo molido
  • 30 g de azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 90 g de margarina vegetal
Instrucciones
  1. Pon en el vaso la leche, el aceite, el azúcar y el cardamomo y programa 2 minutos / 37°C / velocidad 2.
  2. Añade la levadura y bate 5 segundos / velocidad 5.
  3. Añade la harina y la sal y mezcla 15 segundos / velocidad 6.
  4. A continuación quita el cubilete y amasa 3 minutos / espiga. El resultado debe ser una masa elástica, no demasiado dura. Si se pega a las paredes y/o el fondo del vaso hacia el final del amasado, añade un poco de harina y vuelve a amasar un minuto. Si aparece disgregada en bolitas está muy seca; añade un poco de bebida vegetal y vuelve a amasar un minuto.
  5. Pon de nuevo el cubilete y deja levar la masa dentro del vaso durante media hora. Debe duplicar su volumen.
  6. Extiende la masa formando un rectángulo de 50 x 25 cm aproximadamente.
  7. Pon en un bol todos los ingredientes del relleno y "calienta" 10 o 20 segundos en el microondas a baja potencia. La margarina no debe llegar a fundir, solo ablandarse. Mezcla bien todos los ingredientes removiendo con una cucharilla. El resultado es una crema espesa.
  8. Extiende el relleno sobre la masa, dejando uno de los bordes largos sin pintar.
  9. Moja con agua el borde que no tiene relleno para poder sellar más tarde la masa.
  10. Empieza a enrollar la masa desde el borde largo que está pintado con relleno, hacia el que has mojado con agua, como si fuera un brazo de gitano.
  11. Con tijeras, o con un cuchillo bien afilado sobre una tabla, corta rodajas de 1,5 cm de grosor. Al presionar para cortar, una parte de la masa queda sellada y por el extremo contrario se sale un poco el relleno. No pasa nada. Si se sale, deja esa parte hacia arriba y extiéndelo por toda la superficie. Como no vamos a pintar con huevo para dar brillo utilizaremos el relleno para darle un poco de color a las caracolas.
  12. Coloca las caracolas en dos bandejas de horno forradas con papel de hornear. Deja espacio entre una caracola y la siguiente, pues van a crecer en el horno. Deja reposar de nuevo media hora aproximadamente, hasta que doblen el volumen.
  13. Precalienta el horno a 200°C.
  14. Hornea las caracolas en dos tandas, bajando la temperatura a 180°C con calor arriba y abajo. Estarán listas en unos 15 minutos. Si usas el ventilador del horno, el tiempo de horneado será de unos 10 minutos.

Caracolas de canela sin leche, sin huevo
Autor: 
Tipo de receta: Masas, dulces
Preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
Raciones: 20 uds.
 
Ingredientes
  • Masa
  • 180 g de bebida vegetal (avena, quinoa, almendra...)
  • 50 g de aceite vegetal
  • 50 g de azúcar moreno
  • Una pizca de cardamomo (opcional)
  • 25 g de levadura fresca prensada
  • 400 g de harina de fuerza
  • un pellizco de sal
  • Relleno
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 pizca de clavo molido
  • 30 g de azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 90 g de margarina vegetal
Instrucciones
  1. Callienta la leche a 37°C. Vierte la leche en un bol y añade el aceite, el azúcar y el cardamomo y mezcla.
  2. Añade la levadura desmenuzada y mezcla.
  3. Añade la harina y la sal y mezcla con un tenedor o varillas. A continuación vuelca la masa sobre una superficie y amasa unos 10 minutos, hasta conseguir una masa elástica, no demasiado dura. Si al final del amasado se te pega mucho a las manos, añade un poco de harina y vuelve a amasar. Si la masa está muy dura, añade un poco de bebida vegetal y vuelve a amasar.
  4. Deja levar la masa hasta que duplique su volumen (30-45 mins).
  5. Extiende la masa formando un rectángulo de 50 x 25 cm aproximadamente.
  6. Pon en un bol todos los ingredientes del relleno y "calienta" 10 o 20 segundos en el microondas a baja potencia. La margarina no debe llegar a fundir, solo ablandarse. Mezcla bien removiendo con una cucharilla. El resultado es una crema espesa.
  7. Extiende el relleno sobre la masa, dejando uno de los bordes largos sin pintar.
  8. Moja con agua el borde que no tiene relleno para poder sellar más tarde la masa.
  9. Empieza a enrollar la masa desde el borde largo que está pintado con relleno, hacia el que has mojado con agua, como si fuera un brazo de gitano.
  10. Con tijeras, o con un cuchillo bien afilado sobre una tabla, corta rodajas de 1,5 cm de grosor. Al presionar para cortar, una parte de la masa queda sellada y por el extremo contrario se sale un poco el relleno. No pasa nada. Si se sale, deja esa parte hacia arriba y extiéndelo por toda la superficie. Como no vamos a pintar con huevo para dar brillo utilizaremos el relleno para darle un poco de color a las caracolas.
  11. Coloca las caracolas en dos bandejas de horno forradas con papel de hornear. Deja espacio entre una caracola y la siguiente, pues van a crecer en el horno. Deja reposar de nuevo media hora aproximadamente, hasta que doblen el volumen.
  12. Precalienta el horno a 200°C.
  13. Hornea las caracolas en dos tandas, bajando la temperatura a 180°C con calor arriba y abajo. Estarán listas en unos 15 minutos. Si usas el ventilador del horno, el tiempo de horneado será de unos 10 minutos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Puntúa esta receta: