Inicio Blog Entrevista a Noelia Jiménez

Entrevista a Noelia Jiménez

438
0
Compartir
Qué puedo comer

Noelia Jiménez es una mujer emprendedora y comprometida, que reparte su tiempo entre sus hijos, su trabajo y quepuedocomer.es.

Noelia Jiménez es de esas personas que tiene una idea y no para hasta llevarla a cabo. Seguro que alguna vez has visitado su página web, pensada para facilitar el día a día de los alérgicos a alimentos. Ahora, además, ha lanzado la aplicación ¿Qué puedo comer? para dispositivos móviles que permite utilizar su buscador de alimentos en cualquier momento y en cualquier lugar. He tenido el placer de compartir una tarde con ella.

Sabemos que tu hijo es alérgico a varios alimentos. ¿Cómo supiste de sus alergias?, ¿fueron diagnosticadas a la vez?
La primera alergia diagnosticada fue a la leche de vaca. Cuando, tras la lactancia materna exclusiva, a los seis meses, intenté darle el primer biberón vi que lo rechazaba y pensé que no estaba acostumbrado. Con el segundo biberón le apareció la reacción en forma de ronchas. Saltó la señal de alarma y lo llevé al médico. Le hicieron los análisis y salió alergia a la proteína de leche de vaca y también al huevo, por lo que nunca le llegamos a introducir el huevo. El pescado llevaba cuatro meses dándoselo tres veces por semana de acuerdo al calendario de introducción de alimentos, cuando empezó a rechazarlo y a tener reacción. Las lentejas las tomaba, parecía que las toleraba, y de repente empezó a reaccionar.
La leche la superó. La alergia al huevo y al pescado se le ha quedado. A pesar de tolerar el atún y el salmón durante un tiempo, luego volvimos atrás.
Evité darle frutos secos hasta que le hicieron las pruebas a almendra, avellana… Se los fueron introduciendo en el hospital. Toleró todos los frutos secos menos los cacahuetes.

Después del diagnóstico, ¿cuál fue vuestra principal dificultad en el día a día?
Al principio, con la alergia a la leche, hubo que buscar leche hidrolizada. Pero enseguida, con el calendario de introducción de alimentos, la dificultad era comprobar en los alimentos la presencia de proteínas de leche de vaca, lactosa… Nos dimos cuenta, por ejemplo, de que todos los jamones de York llevan leche; que no le podía dar galletas, porque todas llevaban leche… La idea de la página web surgió al ver que no bastaba con quitar la leche, que había que buscar qué alimentos podía dar a mi hijo.

¿Tuvisteis alguna ayuda en ese momento?
En ese momento hice como todo el mundo, buscaba en los foros de internet y entré en una asociación que enviaba listados. Los listados los tenía en papel, uno para cada cosa. Cada vez que iba al supermercado iba con veinticinco rollos de papel.

¿En qué momento pensaste que tu experiencia podía ayudar a otros en una situación similar?
Enseguida. Cuando estaba con los listados de las asociaciones, pensé que esa información podía recogerse en una hoja de Excel, organizando la información por alérgenos y facilitando la búsqueda. Yo soy de pensar en algo y hacerlo. Con ayuda de un informático de mi empresa puse en marcha la página. Así fue como surgió.

¿Cuánto tiempo lleva en marcha la web?
Más de cinco años. Estaba muy contenta de poder ayudar a la gente, no pensaba que la página pudiera ir más allá. Me sirvió a mí y a muchas personas en la misma situación.

¿Cómo han respondido los usuarios a quepuedocomer.es?
Muchas personas me han escrito para darme las gracias, a través de emails, foros y grupos de internet. Nos han escrito mucho. Es una satisfacción personal poder ayudar a tantas personas que se han sentido perdidas en algún momento.

En el momento que empezaste, ¿te imaginabas que la página tendría el alcance que tiene?
No. Al principio dedicas mucho tiempo en hacer la plantilla, meter los datos… Pensaba que organizar la información sería útil para mí y algunas personas más, pero no podía imaginar que a tantas.

Con el paso del tiempo, ¿cuáles son los cambios que habéis introducido?
En un momento dado pensé que si no le dedicaba más tiempo, la web no iba a servir de nada. Hay que actualizarla continuamente, consultar a fabricantes, incluir todavía más productos y fabricantes… Dedicándole mis ratos libres no era suficiente, a pesar de ser una buena idea y de que ayudaba a muchos alérgicos.
Hace poco pensamos en enfocarlo desde un punto de vista empresarial, al tiempo que nos planteamos lanzar la aplicación. Pensamos en enfocarlo desde el emprendimiento social, algo que ayuda a la gente, pero al mismo tiempo que sea una empresa que se pueda mantener. Que pueda tener los recursos que le permitan crecer. De otro modo hubiera acabado muriendo.

¿Qué acogida ha tenido la aplicación?
¡Muy buena!

¿Para cuándo la versión para iphone?
¡Todo el mundo me lo pregunta! Vimos estudios que revelaban que el 90% de los usuarios utilizan Android y sólo el 10% IOS. Pero al ver la buena acogida que está teniendo vamos a tener que acelerar el lanzamiento en la App Store.

Sin duda la aplicación es una herramienta que te permite manejar con facilidad la información de un montón de productos en el momento de hacer la compra.
Claro, y no sólo en el supermercado. La aplicación tiene el mismo buscador que tenía la web: marcas tu perfil y te da los resultados en función de tu perfil. El buscador se utiliza para localizar los productos aptos. En el supermercado puedes ir directamente a los productos señalados por el buscador, y luego los puedes comprobar con el escáner de códigos de barras. Buscar un paquete de galletas aptas solamente con el escáner de códigos de barras sería más lento. Aunque la lectura de los códigos de barras es lo que más ha llamado la atención.

¿Cómo responden los fabricantes cuando les consultáis sobre la presencia de alérgenos en sus productos?
Algunos, sobre todo los grandes, tienen la política de remitirte al etiquetado, que es lo que marca la ley. Nosotros intentamos hacerles dar un paso más, que no se conformen con cumplir la ley y que nos ayuden. Si nos facilitasen la lista de alérgenos nos serviría de guía para poder ir directamente a ese producto. Con el etiquetado nos están dando seguridad, que es fundamental, pero también es su obligación. Pero con un poquito más de información lo que nos dan es calidad de vida, porque no tengo que invertir tanto tiempo leyendo etiquetas. No necesitaría leer las etiquetas de todos los productos del supermercado para llegar al que no tiene. Aún así, son muchos los que se escudan en que ya cumplen la ley al indicar los alérgenos en la etiqueta.
Hay otros fabricantes que lo tienen muy claro, colaboran e incluso nos dan las gracias por contar con ellos. No sólo los que tienen líneas específicas libres de alérgenos, que ellos está claro que colaboran.
Casi todos los fabricantes tienen algún producto libre de algún alérgeno y pueden ayudarnos a localizarlo. Cada vez notamos mejor respuesta.

Con el reglamento europeo que entra en vigor en diciembre de este año, ¿crees que la respuesta de los fabricantes será más sensible hacia nuestro colectivo en adelante?
Los fabricantes ya tenían la obligación, pero ahora, cuantas más leyes haya, irán respondiendo mejor. Yo ya noto que están respondiendo mejor. También ven que los alérgicos somos cada vez más, y les interesamos. Por este interés o por responsabilidad social, la respuesta va mejorando. Donde hemos notado que no están todavía preparados es en la restauración. Nos hemos puesto en contacto con algunas franquicias para que nos puedan ayudar cuando comemos fuera de casa y pensamos que a ellos les va a costar un poquito más, pues es una obligación nueva.

Para acabar, ¿cuáles son tus planes de cara al futuro?
Vamos a incorporar cupones descuento para los productos. La idea es ahorrar en la cesta de la compra, ya que para nuestro colectivo los alimentos a menudo son más caros.
Vamos a lanzar también una caja de productos para recibirlos cómodamente en casa. Se trata de productos adecuados para tu perfil. Muchas veces nos estancamos en lo mismo, y nosotros queremos, tanto con la app como con la caja, mostrar la variedad de productos que hay, dar la oportunidad de probarlos y que no restrinjamos la dieta más de lo necesario. En la caja se incluirán también los puntos de venta para que se puedan encontrar los productos que nos han gustado.
También saldrá en breve la aplicación para iphone.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here