Inicio Blog Intolerancia a la lactosa y alergia a la leche de vaca

Intolerancia a la lactosa y alergia a la leche de vaca

1001
0
Compartir
Alergia o intolerancia

La intolerancia a la lactosa es un afección que cada vez tiene más visibilidad social.

A menudo encontramos nuevos alimentos “sin lactosa” en el supermercado: Leche sin lactosa, yogur sin lactosa, nata sin lactosa…

Intolerancia a la lactosa no es lo mismo que alergia a la leche, aunque los síntomas a veces coinciden y suele existir confusión entre una y otra. ¿En qué se diferencian?

 Alergia a la leche. Tipos de alergia a la proteína de la leche.

Cuando tras el consumo de leche o derivados, en un individuo se producen reacciones anormales, y en el proceso hay un mecanismo inmunológico comprobado, se habla de alergia.

En el caso de que la reacción inmunológica sea inmediata, el organismo reacciona produciendo anticuerpos (IgE) frente al antígeno (proteína láctea), y se habla de alergia mediada por IgE. La cantidad de leche ingerida para que se produzca una reacción varía según la sensibilidad del paciente. A veces una pequeñísima ingesta puede provocar una reacción alérgica desmesurada.

Hay otro tipo de reacción alérgica que aparece al cabo de las horas, o incluso días tras el contacto con la proteína láctea. En estos casos los síntomas son sobre todo digestivos, aunque pueden ser también cutáneos o respiratorios. En este caso se habla de alergia no mediada por IgE.

La alergia a alimentos es más frecuente en la infancia que en la edad adulta, siendo la alergia a la leche una de las más frecuentes. Los alérgicos a la leche deben evitar el consumo de leche, derivados lácteos y ternera.

Intolerancia a la lactosa. Tipos de intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa se debe a la ausencia o déficit de la enzima lactasa, que se produce en el intestino, y es la encargada de digerir el azúcar de la leche (lactosa). La intolerancia a la lactosa produce síntomas como distensión abdominal, diarrea, flatulencia o nauseas.

La leche materna tiene mayor concentración de lactosa que la leche de vaca o cabra, por lo que los bebés producen una gran cantidad de lactasa para digerirla. Cuando la leche materna deja de ser el principal alimento del niño, la producción de lactasa disminuye. Por eso la incidencia de la intolerancia a la lactosa es mayor en la edad adulta que en la infancia. La incidencia de la intolerancia a la lactosa depende de la etnia a la que pertenezca el individuo: Se estima que en China afecta al 90% de la población, y en España alrededor del 20%.

La intolerancia a la lactosa puede ser permanente, determinada por la genética de la persona. O puede ser temporal, tras una infección gastrointestinal , tras haber tomado un medicamento que cause daños en la mucosa del intestino, o producida por enfermedades crónicas, como la enfermedad celiaca o el síndrome de Chron.

Alimentos alternativos a la leche.

Al eliminar la lactosa de la leche, no se altera el resto de su composición: agua, proteína, grasa e iones siguen presentes. La leche sin lactosa es apta para intolerantes a la lactosa, pero no para alérgicos a la proteína láctea. Con la leche sin lactosa se pueden elaborar yogures, quesos, nata, mantequilla, ect, pero éstos no son productos aptos para alérgicos a la proteína láctea.

La leche materna es la mejor opción para lactantes alérgicos a la proteína de vaca por su buena tolerancia y su valor biológico, superior a las fórmulas sin proteína de vaca.

Cuando finaliza la lactancia materna, se puede recurrir a otros alimentos alternativos a la leche de vaca, como las bebidas vegetales, margarinas 100% vegetales, cremas vegetales, etc, que también son aptos para intolerantes a la lactosa.

Para saber más:

Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y a Látex

Alergia infantil La Fe

Asociación Española de Pediatría

 

Compartir
Artículo anteriorMonas de Pascua sin huevo
Artículo siguienteTaboulé sin gluten de quínoa
No soy cocinera, pero mis mejores momentos son quizá los que paso en la cocina. Soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra. Me gusta comer sano y la repostería y soy fan de Thermomix®.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here