Masa quebrada sin mantequilla y sin huevo

4
masa quebrada sin mantequilla y sin huevo

La masa quebrada tradicionalmente se prepara con mantequilla, harina de trigo, azúcar y sal. A veces se enriquece con huevo. He probado la receta de masa quebrada sin mantequilla y sin huevo de Gastronomía&Cía sin muchas esperanzas, y el resultado me ha sorprendido. Me ha encantado.

Voy a empezar por el principio. La masa quebrada es una receta básica que se utiliza para preparar bases de tarta y tartaletas, dulces o saladas, como tartas de fruta, pies o quiches. Es crujiente, de ahí el nombre de quebrada. Su contenido de grasa es elevado.

Aunque nos hemos acostumbrado a comprar las masas ya preparadas en el  supermercado, la masa quebrada es muy fácil y rápida de hacer. Los ingredientes necesarios son de los que tenemos casi siempre en casa y el sabor de la masa, preparada en casa, no tiene nada que ver con el de las masas compradas. Además, ésta es más saludable.

Los que seguimos una dieta con restricciones, a menudo dedicamos mucha energía en consultar los ingredientes de determinados productos. A veces más energía de lo que cuesta prepararlos en casa. Si preparas esta masa en casa te vas a sorprender del resultado.

Lo que hay que saber de la masa quebrada:

1.- No conviene trabajar demasiado la masa. Los amasados largos hacen que se desarrolle el gluten y con ellos se consiguen masas elásticas. La masa quebrada debe ser crujiente, por lo que trabajaremos la masa el mínimo imprescindible para mezclar los ingredientes.

2.- Horneando la masa en blanco, es decir, sin el relleno, la superficie se hace impermeable. Al poner después el relleno, la base no se reblandecerá. Si el relleno no necesita cocción, el horneado en blanco se hace completo, hasta que la masa esté dorada. Si hay que cocer el relleno, el horneado previo de la masa será parcial.

5.0 from 1 reviews
Masa quebrada sin mantequilla y sin huevo con Thermomix®
Autor: 
Tipo de receta: Masas
Preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
 
Ingredientes
  • 200 g de harina
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 65 g de agua
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
Instrucciones
  1. Tamiza la harina poniéndola en el vaso muy seco y programando 1 minuto / velocidad 5.
  2. Añade el azúcar, la sal, el aceite y el agua y programa 20 segundos / velocidad 4. Vuelca el vaso sobre un plato y haz girar el eje de las cuchillas con la mano para que la masa caiga al plato por su propio peso.
  3. Forma una bola con la masa, envuelve con film transparente y déjala reposar media hora en un lugar fresco. No es necesario meter en el frigorífico.
  4. Precalienta el horno a 180ºC.
  5. Extiende la masa con un rodillo, dándole la forma del recipiente que vas a cubrir con ella. Como la masa tiene aceite no se pegará al rodillo, pero si te resulta más sencillo, puedes colocar la masa entre dos hojas de film de cocina para extenderla. El film de abajo te ayudará a pasar la lámina de la mesa al molde, y el film superior evitará que se pegue al rodillo. El mismo aceite de la masa evitará también que se pegue al molde, por lo que no es necesario engrasarlo.
  6. Una vez que has cubierto el molde con la masa, ajústala a las paredes del molde presionando ligeramente. Pasa el rodillo por el borde del molde para recortar la masa sobrante. Pincha la base con un tenedor para que no se hinche al hornearla. Cubre la masa con papel vegetal y coloca peso encima. Tradicionalmente se usan legumbres secas como peso (alubias, garbanzos...). Ojo, después de cocer los garbanzos en el horno, no sirven para el cocido.
  7. Si vas a usar la base con un relleno que no necesita cocción, déjala en el horno hasta que se dore. Si el relleno es con cocción, no dejes que se dore, bastará con prehornear la base unos 10 minutos.

5.0 from 1 reviews
Masa quebrada sin mantequilla y sin huevo
Autor: 
Tipo de receta: Masas
Preparación: 
Tiempo de cocción: 
Tiempo total: 
 
Ingredientes
  • 200 g de harina
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 65 g de agua
Instrucciones
  1. Tamiza la harina y ponla en un bol.
  2. Añade el azúcar, la sal y el aceite y mezcla un poco para que la harina se impregne con el aceite.
  3. Añade el agua y mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. No hay que amasar, sólo mezclar.
  4. Forma una bola con la masa, envuelve con film transparente y déjala reposar media hora en un lugar fresco. No es necesario meter en el frigorífico.
  5. Precalienta el horno a 180ºC.
  6. Extiende la masa con un rodillo, dándole la forma del recipiente que vas a cubrir con ella. Como la masa tiene aceite no se pegará al rodillo, pero si te resulta más sencillo, puedes colocar la masa entre dos hojas de film de cocina para extenderla. El film de abajo te ayudará a pasar la lámina de la mesa al molde, y el film superior evitará que se pegue al rodillo. El mismo aceite de la masa evitará también que se pegue al molde, por lo que no es necesario engrasarlo.
  7. Una vez que has cubierto el molde con la masa, ajústala a las paredes del molde presionando ligeramente. Pasa el rodillo por el borde del molde para recortar la masa sobrante. Pincha la base con un tenedor para que no se hinche al hornearla. Cubre la masa con papel vegetal y coloca peso encima. Tradicionalmente se usan legumbres secas como peso (alubias, garbanzos...). Ojo, después de cocer los garbanzos en el horno, no sirven para el cocido.
  8. Si vas a usar la base con un relleno que no necesita cocción, déjala en el horno hasta que se dore. Si el relleno es con cocción, no dejes que se dore, bastará con prehornear la base unos 10 minutos.

 

4 Comentarios

Déjanos tus dudas, comentarios o sugerencias.

Puntúa esta receta: